CONVERSATORIO ZAPATISTA: “PROHIBIDO PENSAR” (III y último)
Por Jorge Castro Zarco.

PARTE III

“En menos de 100 años, los pueblos originarios serán sólo el 0.5% de México” afirmo Yásnaya Aguilar Gil, mujer Mixe, originaria de la sierra de Ayutla en Oaxaca, al referirse a la lucha de los pueblos originarios, a quien ella llama “Naciones sin Estado”, rechazando el apelativo indígena como nombre inapropiado para referirse a éstos pueblos.

El Conversatorio zapatista iniciado el 15 de abril fue un gran encuentro de voces de abajo, intelectuales comprometidos, miembros de la Sexta nacional e internacional, concejales del Concejo Indígena de Gobierno (CIG) y los máximos dirigentes del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN). Durante días, iban y venían las palabras que denuncian, analizan, avisan de lo que esta por venir (La tormenta), confortan, abrazan, unen y trabajan por hacer realidad los sueños de las autonomías, como respuesta radical de los pueblos contra la hidra capitalista. Seguir la lucha, -dijo el Sub I. Galeano- aprender e invitar a los “viejos” a compartir sus saberes, experiencias, caminos y sueños con los más jóvenes, legando lo único que puede ser legado: la lucha, la memoria y el ejemplo.

Es tiempo de que los que ya “tienen edad”, así nombran las comunidades a los “viejos”, se incorporen una vez más al trabajo formidable de transformar el mundo para abolir el capitalismo y hacer posible que la vida humana siga viva en este planeta. Para algunos de ellos el tiempo se acorta y no hay más camino que permanecer de pie, firmes, ocupando su puesto (tal vez de vigías) hasta la victoria.

Quizá por ello, el momento cumbre del “Semillero” (o según), fue la noche del sábado 22 de abril cuando en voz del Comandante Tacho y a nombre del Comité Clandestino Revolucionario Indígena (CCRI), Comandancia General del EZLN, se le encargó un trabajo más, a uno de los compas de más edad, 96 años cumplidos justo el día en que MariChuy habló en la explanada de Bellas Artes en la Ciudad de México, para que fortalezca a la dirección colectiva zapatista con sus atinadas críticas al pensar y actuar del movimiento zapatista.

El Comandante “Contreras” es el nombre que llevará de hoy en adelante como integrante de la la Comandancia General del EZLN. Su nombre nace de su propio trabajo de vigía: observar las lejanías que sólo los hombres de edad pueden avizorar sin que los rayos del sol los cieguen y así avisar si lo que viene es bueno o malo, si se va por el rumbo de las sombras cortas o largas y si ese andar tiene el futuro del mañana o del pasado mañana.

Don Pablo González Casanova, distinguido pensador y luchador anticapitalista. Pero no de los que miran no más o piensan petrificados en su estatua de blanco y reluciente mármol sino desde el pensar que es trabajo y compromiso de vida, fue asignado a la más importante tarea del zapatismo, que es en palabras del Subcomandante Insurgente Moisés, máximo jefe del EZLN: “ (…) ser red de apoyo a las comunidades indígenas zapatistas y al CIG (…)”.

Las crónicas de este hecho histórico ya han reportado con detalle lo sucedido aquella noche en las instalaciones del Universidad de la Tierra-CIDECI, en San Cristóbal de las Casas, Chiapas. Luis Hernández Navarro, Gilberto López y Rivas, Gloria Muñoz Ramírez y otros destacados compas han plasmado en bellas y emotivas letras el significado de esta decisión histórica del zapatismo y el efecto causado en las emociones y sensibilidad de los asistentes al Conversatorio (o según).

Para concluir la serie de tres textos narrativos de lo ocurrido en algunas sesiones del Semillero, hace falta contar brevemente algo de los informes de las redes de apoyo al CIG, quienes participaron el último día del Conversatorio compartiendo sus experiencias en la recaudación de firmas para MariChuy.

La red de apoyo de la Ciudad de México o “colectivo de colectivos” como la presentó el Sub. I. Galeano, relató sus trabajos, destacando el esfuerzo hecho en algunas zonas de la ciudad donde se instalaron mesas permanentes como Bellas Artes, Coyoacán, Ciudad Universitaria (CU) y otros importantes puntos de la capital. En palabras cargadas de ecos y sonidos metafóricos rebobinaron las imágenes de la marcha en CU encabezadas por las mujeres, madres de hijas desaparecidas o asesinadas, acompañando del brazo a la mamá de Lesvy (Lesvy Berlín Osorio), desde el teléfono publico donde se le encontró asesinada hasta el templete en la explanada de rectoría dónde se realizó el mitin con MariChuy, o el transcurrir de las horas en la explanada de Bellas Artes que parece ser siempre la misma, pero que no lo es, según contaron los brigadistas encargados de atender esa mesita de MariChuy. Recordaron al compa “Toño” (Marco Antonio Jiménez), recientemente fallecido, y que fue uno de los muchos que atendieron esta mesa para hablar con la gente, preguntarles si sabían algo del CIG, de MariChuy, de los dolores del pueblo, de lo que significa ser anticapitalista, de sus sueños por venir y de “si quisieran dar su firma de apoyo para la vocera del CIG”.

Contaron, lo difícil que fue conseguir las firmas, en una ciudad donde la gente esta perdiendo su identidad viviendo al ritmo del capitalismo infame que las mutila anulando su ser colectivo y comunitario. Mucho racismo, inconciencia, valemadrismo e incomprensión encontraron en cientos o miles con los que intercambiaron palabra. Pero aún así no se desanimaron. Cada palabra, cada escucha valió la pena. La recolección de firmas fue “un pretexto para organizarnos y hablar con la gente”, dijeron. Falta mucho y a veces es difícil acordar entre tantos pensamientos y colectivos. A pregunta directa del Sub. I. Galeano, de si se puede trabajar como colectivo de colectivos o como muchos colectivos en una tarea común, contestaron que sí, aunque difícil pero si se puede, dimos un gran paso.

La red de apoyo al CIG en Nayarit, participó con la palabra del compañero Rafael Castañeda, dirigente del Partido de los Comunistas (Pdl’C) en aquella región. En palabras del Sub. I. Galeano, el Pdl’C ha sido la única organización política con la que el zapatismo ha podido trabajar desde que nació la Sexta en 2006. Los comunistas de Nayarit, herederos de las luchas de Alejandro Gascón Mercado líder histórico del viejo lombardismo en la región y fundador de esa organización política, lograron conseguir un número muy grande de apoyos para MariChuy, alcanzando en ese Estado el porcentaje del 1% del padrón requerido por la autoridad electoral para la candidatura independiente de MariChuy. Pero, lo más destacado del trabajo de los aliados del CIG y el EZLN fue ayudar a que los pueblos originarios wixárikas (huicholes) de la zona, nombraran sus concejales y se unieran al Congreso Nacional Indígena (CNI) y al CIG. El compa Rafael Castañeda hizo una importante propuesta en el Conversatorio: procurar unir fuerzas, impulsar un frente de lucha y un programa mínimo para agrupar a todos los oprimidos y explotados del país. Sus propuestas serán escuchadas por el CNI en su reunión plenaria del mes de octubre de este año y ojalá tengan buena recepción para la construcción colectiva del “siguiente paso” de lucha.

Finalmente, sonó la palabra de la red de apoyo de Chiapas, donde también se alcanzó el 1% de las firmas requeridas por las autoridades electorales. Los informes de los equipos de apoyo en los campos y comunidades del Estado y en las ciudades del mismo, mostraron la fuerza y raíz que el zapatismo tiene en esta región, sobre todo porque como lo señaló el Sub. I. Galeano, las firmas obtenidas por la red de Chiapas, fueron por su propio trabajo de organización. Las firmas no provinieron -dijo- de las comunidades del EZLN, que ni credenciales para votar tienen, sino de muchos otros compañeros que fueron contactados por las redes de apoyo y dieron sus firmas llegando a casi 40 mil, lo que significa en los hechos que ellos tuvieron que hablar con más de 100 mil personas para lograrlo. Y, esto es lo importante, encontrarse con la palabra del otro, preguntar y aprender para caminar juntos.

El conversatorio cerró oficialmente con la palabra del Comandante Pablo Contreras, quién agradeció el nombramiento, contó sus primeros pasos en Chiapas durante el conflicto en 1994, su participación en los “Diálogos de San Andrés Sacamch’en de los Pobres” donde el mal gobierno le pidió que fuera neutral y él se negó, afirmando desde entonces su inclinación abierta por el EZLN, lo que puso en aprietos hasta el mismo Presidente de la Comisión Nacional de Intermediación (CONAI), el Obispo Samuel Ruiz García.

Recordó, como en el mes de enero de 1994, el obispo le pidió lo acompañara a una reunión urgente con los ganaderos y caciques de la región, a quienes lograron convencer que era mejor buscar el diálogo y la paz que una guerra a la que ellos mismos y sus hijos no podrían escapar.

Al termino de la intervención del Comandante Pablo Contreras, la palabra volvió al Sub. I. Moisés, quién platicó que no fue el finado Sub. I. Marcos, quien tuvo la culpa de que Don Pablo González Casanova, cayera en malos pasos y se uniera al zapatismo sino que desde los “Diálogos de San Andrés”, los Comandantes del EZLN: Tacho, David y Zebedeo, hicieron bolita y armaron lo que armaron. Ni modo, ahora el Comandante Contreras, tendrá más y más trabajo, es su premio por ser zapatista.

Luego el otro Sub, leyó el cuento de las niñas “Defensa Zapatista”, “Esperanza” y “Bruja Escarlata” (que todavía no aparece en la historia, pero se asoma a ella) y el Conversatorio o Semillero (o, según) terminó con una palabra sencilla y fundamental: “aprender”.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s